A2 – Imperativo afirmativo (Tú)

FacebookTwitterGoogle+PinterestWhatsAppSkypeEmail

La forma verbal del imperativo para tiene una conjugación muy sencilla, es exactamente igual que la 3ª persona del singular del presente. No importa si el verbo en presente es irregular o no, la forma es la misma:

PRESENTE: él/ella canta, come, abre, duerme, cierra, juega, pide…

IMPERATIVO: (tú) canta, come, abre, duerme, cierra, juega, pide…

Eso sí, hay unas pocas excepciones que puedes ver en los siguientes ejemplos:

¿Reconoces el infinitivo al que corresponden estos imperativos irregulares? Por si tienes alguna duda, aquí tienes la respuesta:

El verbo estar no es exactamente irregular. Lo que ocurre es que en imperativo siempre lo usamos con el pronombre reflexivo detrás. Por ejemplo, “Estáte quieto”, “Estáte tranquilo”, “Estáte atento”, etc.

Es importante saber que en español no solo usamos el modo imperativo para dar órdenes o expresar mandatos. Como has visto en las frases de la primera imagen, se puede tratar sencillamente de una petición a alguien con quien tenemos confianza: con “Pon la radio, porfa” se lo podemos estar pidiendo al conductor o al copiloto del coche, un familiar o un amigo, si nosotros vamos detrás y no alcanzamos. También podemos usarlo para dar un consejo o hacer una recomendación a un amigo: “Ve al gimnasio” o “Di la verdad” pueden ser órdenes de un padre a un hijo, por ejemplo, pero también puede tratarse de consejos que damos a un amigo que tiene dudas sobre qué hacer en una situación. A veces, la diferencia está simplemente en la entonación : )

En general, podemos decir que usamos el imperativo para dar instrucciones (“Gira a la derecha”, “Haz clic en el icono del navegador para abrirlo”, “Precalienta el horno a 200º antes de meter el pastel”…), para dar órdenes, para dar consejos (“Habla con ella, dile lo que sientes”, “Busca información en su página web”, “Haz más deporte, come más sano”...) e incluso para hacer ofrecimientos (“Usa mi teléfono. Llama, llama”, “Pasa, pasa. No te quedes en la puerta”, “Toma, toma. Coge todos los caramelos que quieras”...) o mostrar interés (“Cuenta, cuenta”. “Dime, dime”).

Así que ya sabes, también podemos ser muy amables usando el imperativo 🙂 Y más aún si usamos la forma para usted, a la que dedicaremos una próxima entrada en este blog. ¡Hasta pronto!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top